Porno en pareja: ¿por qué no?

Hasta hace no mucho las películas y revistas porno se solían marginar colocándolas en las estanterías más altas e invisibles de los quioscos y se ofrecían de forma abierta únicamente en los sex shop escondidos en las callejuelas. Sin embargo, con el avance de la tecnología y sobre todo del Internet, este tipo de contenido ya es más accesible al público y cualquier persona con acceso a Internet puede disfrutar de este entretenimiento caliente en muchos casos de forma gratuita. Los usuarios y aficionados a pelis porno o cualquier otro contenido subidito de tono aumentan cada año y a raíz de esta tendencia aumentan las páginas web que ofrecen “free porn” o “porno gratis”. Para que te hagas una idea: uno de los sitios web más visitados de Reino Unido ha recibido 111 millones de visitas en 2015. ¡Alucinante! Y aún así todavía se podría considerar como un tema tabú, porque nadie te dice: “Es viernes, ¿qué te apetece hacer hoy?¿Vemos una peli porno o para los más “cool” un free porn?” Pues no, no te lo dicen, a no ser que sea tu hermano adolescente que tiene las hormonas mega revolucionadas y le parece erótico hasta el movimiento de la cortina por el viento. No obstante, resulta que no todo el mundo ve pelis guarrillas en la soledad con la luz apagada, existe un colectivo que comparte esta experiencia – las parejas. Sí, sí… lo que lees – las parejas. Existen muchas parejas que por la razón que sea – le gusta el porno o lo hacen para satisfacer a su pareja, pasan uno rato agradable disfrutando del “dale que te pego”. A algunos eso le podría sonar raro a otros normal, pero como algún sabio ha dicho – para los gustos los colores, así que si te mola ver orgasmos fingidos con solo poner “free porn” en el buscador tienes asegurada una noche de lo más “hot”.